Occidental en otros países

De Petrolpedia
Saltar a: navegación, buscar

Occidental mantiene operaciones, fuera de los EE.UU., con: Colombia, Ecuador, Perú, Libia, Rusia, Qatar, Omán, Yemen, Pakistán y Emiratos Árabes Unidos

En Bangladesh

En 1990 una explosión de la plataforma marina Piper Alpha, acabó con la vida de 167 personas. La Alta Corte de Justicia de ese país condenó a Occidental por el ‘mal manejo’ de las operaciones. En 1997, nuevamente estalló un pozo de gas que se había abierto a sólo 180 metros de una aldea. La explosión se llevó por delante siete casas y se mantuvo ardiendo durante seis meses sin ser sellado. La empresa fue sentenciada por ‘negligencia e ineficacia’. La empresa como respuesta no indemnizó un solo centavo de los más de 2.000 millones de dólares en que se estimaron las pérdidas ocasionadas y cambió sus operaciones con otra empresa, que no se responsabilizó de los daños, para evadir las responsabilidades (Oilwatch, 2001).

En Perú

Occidental empezó a trabajar en América Latina cuando descubrió un depósito de petróleo en Perú con 700 millones de barriles en el año 1971. Tras él empezó la construcción del oleoducto norperuano de 856 kilómetros, para sacar el producto de un campo que operó con más de 100 pozos petroleros en la cuenca del río Tigre.

Por más de 25 años, Occidental operó en la región, pero el nivel de sus impactos es tal que el Estado peruano a través de la HONREN- Oficina de Evaluación de Recursos Naturales- y de la DGAA- Dirección General de Asuntos Ambientales del Ministerio de Energía y Minas, han declarado esa zona ya abandonada por la empresa como “ambientalmente crítica y de las más dañadas del País”. Se calcula que más de 10.000 hectáreas están directamente afectadas por sus operaciones, a más de ríos y tierras afectadas de manera indirecta por los derrames ocasionados (Oilwatch, 2001).

En 1993 fue denunciada por entrar al territorio de los indígenas Candoshi arrasando la selva sin permiso, cuando se le obligó a parar, Oxy presionó a las comunidades mientras sus dirigentes estaban reunidos con los directivos de la empresa en Lima buscando salidas al conflicto. Tras la presión la empresa consiguió acuerdos para entrar a las comunidades por 5.000 dólares, radiocasetes, latas de aceite y otras baratijas.

En 1994 ocasionó un derrame de más de 30.000 barriles de petróleo en pleno Río Marañón. Esto ocasionó la intoxicación de más de 2.500 personas y Unidad Indígena denunció la muerte de varios niños: 18 en la comunidad Vista Alegre de la población Kichwa-Alama y varios sin precisar en la comunidad 12 de octubre aguas contaminadas abajo del Río Tigre.

En 1996 la OMS tuvo que declarar la zona operada por Occidental en el Alto Tigre como zona endémica de paludismo y hepatitis, después de que la construcción de carreteras, ductos y caminos petroleros sin cuidado generara importantes zonas de empozamiento de agua, que es un caldo de cultivo perfecto para estas enfermedades. En 1999 una delegación de Acción Ecológica a Perú denunció que Occidental estaba dando sales de perforación a los indígenas del Río Tigre para que salaran su comida. Las sopas eran de un color azul intenso, tan intenso como el desprecio que a esta empresa le merecen los pueblos indígenas

Antecedentes de operaciones desastrosas en EE.UU.

En EE.UU. las operaciones de la empresa Oxy han sido desastrosas, a tal punto que en 1994 la empresa gastó más de 100 millones de dólares en juicios, y en 1995 se gastaron más de 109 millones en el mismo rubro. Solo en 1995 el gobierno de los EE.UU. definía la presencia de 284 lugares contaminados donde la empresa tenía que limpiar los tóxicos vertidos (Oilwatch, 2001). Pero hay algunos casos que por su gravedad merecen ser analizados aparte:

a) Love Canal

En 1920 el Municipio de Nueva York transformó un canal construido por William T. Love en un vertedero de basuras municipales. En 1953, la empresa Hooker Chemicals (ahora subsidiaria de Oxy) compró la zona, la usó para eliminar químicos, y después cubrió el vertedero de basuras con tierra y lo vendió a la ciudad, a finales de los años 50, por un dólar. La ciudad construyó 100 casas y una escuela encima. En 1978, estalló el problema y 82 compuestos químicos, 11 de ellos sospechosos de ser cancerígenos, se filtraron de los barriles corroídos hasta el suelo y derramaron sus contenidos a los patios traseros y sótanos de las casas y de la escuela pública. No solo los árboles y jardines quedaron negros y muriendo, sino que una piscina entera de tóxicos ascendió desde donde estaba enterrada. El aire comenzó a tener olor y los niños regresaban de jugar con quemaduras en sus manos y caras. Después llegaron las malformaciones de los recién nacidos, los cánceres y los problemas a la salud. De los químicos el que más destaca es el benceno (carcinógeno conocido) detectado en concentraciones altas. El gobierno nacional tuvo que actuar ante el escándalo de la empresa y comprar las casas a los residentes. Un total de 221 familias se tuvieron que mudar, debidamente indemnizadas (Beck, 1978). Sin embargo, no fue hasta el año 1989, después de 10 años de litigio, que la compañía Occidental reconoció su pasado de contaminación. Fue necesaria la presión de la EPA (La Agencia de Protección Ambiental de los EE.UU.), el Abogado General del Estado, el Departamento de Salud del Estado y el Departamento de Justicia; solo entonces Occidental reconoció su responsabilidad con la comunidad del Love Canal y los 937 reclamantes en el juicio. La empresa tuvo que pagar más de 20 millones de dólares en la limpieza del área. Sin embargo hasta hoy continúa con sus operaciones y no sabe qué hacer con los residuos de Black Creek, Bergholtz Creek, Hyde Park, Niagara Falls y North Tonawanda (EPA, 2005).

b) Lathrop, California:

Los apuntes del principal responsable ambiental de Oxy desde 1973 permitieron conocer la responsabilidad de la empresa en su factoría de insecticidas en California. El 29 de abril, de 1975 Robert Edison escribía: “Después de más de dos años de estudio de nuestros problemas en el control de la polución contra el condado local, las leyes federales y el Estado, llegué a la conclusión de que debemos parar todas las descargas de químicos al agua del subsuelo... Las leyes son bien estrictas sobre las pesticidas, sin embargo estamos filtrando... residuos de entre un 1% a 3% de nuestra producción al suelo. Hasta la fecha, los responsables de la calidad del agua (agencia estatal) no saben de nuestra filtración de residuos, sin embargo el agua de nuestra poza de basura química filtró a los terrenos vecinos. Nuestro laboratorio indica que lentamente estamos contaminando los pozos de agua potable en toda esta área y dos de nuestros propios pozos están contaminados hasta el punto de ser tóxicos para animales y humanos. ESTO ES UNA BOMBA DE RELOJERÍA QUE NECESITAMOS APLAZAR.” Lejos de frenar la contaminación, y despertar las alarmas se ocultaron los hechos ante el temor de que: “Si las agencias de control de la calidad del agua se diesen cuenta del hecho de que filtramos nuestras basuras de pesticidas, podrían cerrar de inmediato nuestra planta entera de operaciones de AgChem”. Sin embargo la planta, sin aplicar controles siguió operando, y en 1978, más de tres años después, el mismo responsable ambiental de Oxy escribió: “Estamos contaminando continuamente el agua del suelo alrededor de nuestra plantación. Estamos continuamente disponiendo el agua del proceso por la filtración en la tierra” (Trost, 2004). Los trabajadores de la plantación en Lathrop, California han sufrido daños por el contacto con los productos químicos que elabora la planta. Algunos trabajadores no superaron sus enfermedades y fallecieron. Las enfermedades de los trabajadores consistieron en cánceres, tumores (de cerebro), disminución de esperma (infertilidad)... enfermedades asociadas con el químico, DBCP.

c.- Michigan Occidental Chemical Corporation (OCC)

Ubicada en Montague, Michigan operó desde 1952 hasta 1983 en la producción de pesticidas organoclorados, gas de hidrógeno y ácido muriático. En el año 1979 se tuvo que evacuar los sedimentos contaminados del sitio y los pusieron en un tanque de almacenamiento en ese lugar. En 1993, EPA (Environmental Protection Agency) expidió una orden a la empresa para que tome medidas para una operación segura a través de investigaciones, evaluaciones y correcciones. Desde la implementación de estas normas, OxyChem Corporation ha sacado más de 2.500 millones de galones de agua del suelo contaminado y 60.000 libras de desechos peligrosos del agua subterránea en ese área (Whitehall, 2004).

d.- En 1988 el Departamento de Energía de EE.UU. (DOE), expidió una orden a Cities Service Oil and Gas Corporation (Oxy USA Inc.) tras encontrar que entre 1979 y 1981 Occidental violó las regulaciones de los precios petróleos y le ordenó la restitución de $264 millones de dólares más interés

Occidental en En Colombia

Occidental en Ecuador


Referencias

•Beck, Eckardt C. 1978. The Love Canal Tragedy. http://www.epa.gov/history/topics/lovecanal/01.htm

•EPA Press. 2005. Occidental Chemical Signs Consent Order for Storage andDestructions of Love Canal Wastes. http://www.epa.gov/history/topics/lovecanal/05.htm •Oilwatch. 2001. “La maneraOccidental de extraer petróleo. La Oxy en Colombia, Ecuador y Perú”. Quito.

•Trost, Cathy. 2004. Good Neighbor Policy http://www.aliciapatterson.org/APF0404/Trost/Trost.html

•Whitehall. 2004. Occidental Chemical Site, Michigan.

Título: Atlas Amazónico del Ecuador: Agresiones y resistencias. Subtítulo: Inventario de impactos petroleros. Publicado por: Acción Ecológica, CONAIE.

Primera edición: enero 2006. En: http://www.accionecologica.org/petroleo/reporte-de-monitoreo/604-atlas-amazonico