Comunidades y Pueblos, Bloques 14 y 17

De Petrolpedia
Saltar a: navegación, buscar

Agresiones y resistencias

En este bloque se han dado agresiones en las diferentes fases de la operación, y con cada una de las empresas desde el tiempo de Elf, con Vintage, y EnCana. Así ha ocurrido con la comuna Kichwa 12 de Febrero y con los campesinos de la comunidad Rodrigo Borja quienes han sufrido la expropiación de sus tierras y la represión de sus habitantes. Elf destruyó parte del Parque Nacional Yasuní con 2.042 Km. de trochas y una carretera de 21 Km. Bajo la máxima de que “quien advierte no es traidor”, la empresa hizo caso omiso cuando recibió numerosas denuncias por eliminar las aguas de formación directamente a los ríos que drenaban al Parque Nacional Yasuní, con salinidades 4 veces superiores a las permitidas y demandas químicas de oxigeno 9 veces superiores (FDA, 1997), que restan oxígeno disuelto al agua y dificultan la vida en ella. Ya había advertido en su Estudio de Impacto que esto iba a ocurrir. Las demandas cayeron en el vacío.

La Red de Monitoreo y Acción Ecológica denunciaron numerosos derrames (1996-2005):

• 1996. Diciembre. Los moradores de la comunidad Rodrigo Borja denunciaron que Elf contaminaba los ríos de la zona con aguas de formación. Se realizó una inspección y se comprobó que los sistemas de oxigenación de agua de la empresa estaban dañados.

• 1997. Se produjo un derrame de crudo dentro del Parque Nacional Yasuní que contamina una considerable extensión de bosque primario y un riachuelo. Como no hubo denuncia el derrame nunca fue limpiado.

• 1998. Enero. Se produjo un derrame de crudo por rotura de un oleoducto al lado de un puente que contaminó las aguas del Río Tiputini, al comienzo del Parque Nacional Yasuní.

• 1999. Diciembre. La empresa Vintage provocó su primer derrame de crudo en la comunidad Rodrigo Borja. El derrame de crudo ocurrió el 17 de diciembre, debido a la ruptura de un oleoducto que contaminó un tramo de aproximadamente 100 metros de un estero que tiene alrededor de 10 metros de ancho y que desemboca en el Río Tiputini el mismo que atraviesa el Parque Nacional Yasuní para desembocar luego en el Río Napo, que va al Amazonas.

• En un recorrido realizado a principios de julio del 2004 dos Huaorani denunciaron que la compañía EnCana les contaminó el agua del estero que usaban para bañarse, pescar y tomar, ahora no lo pueden usar porque les hace daño. Son 15 familias de la comunidad Waorani que usaban esta agua y ahora tienen que ir a cogerla a mucha distancia.

• En ese mismo recorrido por la cooperativa Rodrigo Borja se pudo apreciar cómo en otro estero de unos dos metros de ancho, que pasa por el campamento de EnCana, la empresa vierte en él las aguas servidas. El gran aporte de la compañía ha sido poner un letrero en la orilla del estero que dice “ATENCIÓN: NO BEBER ESTA AGUA”.

EnCana está comprando tierras en la Cooperativa Rodrigo Borja, la mayoría de los campesinos, que tienen títulos de propiedad, sacan sus escrituras y hacen pase de dominio a la compañía. Tienen problemas con la empresa porque está poniendo cercas de alambre y mallas por todo lado y no se pueden usar los caminos que usaban antes para ir a las casas. En la zona hay militares y guardias de seguridad privada para dar seguridad a la empresa.


Dirigentes de organizaciones comunitarias como la de Buenos amigos, con personería jurídica del Ministerio de Bienestar Social, han denunciado cómo EnCana escribe en el Estudio de Impacto Ambiental que las comunidades de este sector son “grupos de subversivos, vandálicos y delincuentes comunes” para con ello granjearse los servicios de las fuerza pública y poder reprimir a quienes se opongan a la explotación petrolera. Por mucho menos, antes se expulsaba a los extranjeros que hablaban así de los ecuatorianos.


La resistencia en estos bloques es una lucha sin freno por recuperar la dignidad ante una empresa que se empeña en hacer de la humillación, el desprecio y el racismo su principal forma de operación. Las comunidades se están asociando y están haciendo valer las leyes ecuatorianas, obligando a que EnCana, les consulte, les presente los Estudios de Impacto Ambiental, les pague de acuerdo a los daños, les indemnice justamente por las posibles operaciones en las fincas, respeten la entrada a fincas particulares y apliquen medidas de protección ambiental para no tener que beber los desechos tóxicos de las empresas. Para ello se asocian, se informan de las leyes que les protegen y las que obligan a la empresa, inician diálogos de igual a igual y exigen el cumplimiento de los acuerdos, no dejando que éstos, una vez firmados, sean motivos de olvido.


1) EnCana se vale del empobrecimiento de la población para ofrecer acuerdos y trabajos injustos:

• Las comunidades han firmado los finiquitos de las operaciones sísmicas tras las amenazas de que si no firmaban, no cobraban el resto de lo acordado inicialmente, ni el apoyo para la comunidad. Los dirigentes ante estas presiones firmaron sin consultar a los afectados por las explosiones.

• Algunos campesinos ante la difícil situación acaban aceptando las migajas que la empresa ofrece y presionan para que sean tomadas como regalos, como ocurrió en agosto del 2004 donde EnCana hizo firmar actas de acuerdo que les obliga a renunciar a sus derechos.

• En ninguna de las comunidades se construyeron obras de compensación.

2) EnCana compra las fincas de los afectados para no tener que indemnizar y poder seguir contaminándolas, o trabajando en ellas, poniéndolas a nombre de otras personas.

3) La presencia de epidemias desconocidas se ha incrementado desde la entrada de la empresa.

4) EnCana hace ofertas sin firmarlas, despreciando a los interlocutores, nosotros.

5) EnCana ha llenado nuestras comunidades de pozos, oleoductos, estaciones, campamentos, compensando sólo el inicio de las operaciones, pero no su permanencia.

6) EnCana no ha desarrollado programas de reforestación en sus operaciones. Los árboles plantados no desarrollan y se abandonan.

7) EnCana no cumple con la protección ambiental y el organismo estatal para hacerlo (DINAPA) al no controlarla, le permite hacer lo que quiere:

• La empresa dice que siempre usa la mejor tecnología y que “el poco impacto de la sísmica no es permanente”. • Sin embargo EnCana hace explosiones sísmicas a menos de 30 metros de los linderos de las fincas que es a lo que la ley le obliga, y muy cerca de las fuentes de agua (15m en la finca de la familia Quintero), cuando deben hacerlo a más de 100m. Por efecto de estas explosiones se han perdido numerosas vertientes de agua. • El 22 de junio del 2004 los afectados entregan a EnCana más de 30 denuncias a la empresa ante la presencia de la DINAPA.

8) EnCana no consulta sobre sus operaciones, sino que sólo les comunica: cuando las decisiones están tomadas y sin tener en cuenta las opiniones de la población o la aceptación de sus impactos.

9) Frente a los derrames frecuentes de petróleo EnCana esconde los impactos y amenaza a los campesinos o despide a los trabajadores que hagan pública la denuncia: • Ante un derrame ocasionado en julio del 2000 una misión internacional fue interceptada por miembros de una comuna Huaorani porque tenían miedo que, al dejarles pasar, la empresa les negase los escasos beneficios que les daban (Oilwatch, 2004).

10) Contrata a trabajadores de otras comunidades: de 80 trabajadores contratados para la limpieza de un derrame sólo 4 eran de la comunidad. Lo que redunda en la mala calidad de los trabajos hechos

11) Las indemnizaciones y compensaciones son miserables con respecto al tamaño de los daños:

• Ante denuncias realizadas en la Defensoría del Pueblo, EnCana no sólo se comporta de manera déspota, sino que en una ocasión ofreció 1,30 dólares como indemnización total.

12) El Plan Estratégico de la empresa es un engaño para evadir responsabilidades.

13) Los convenios firmados no se cumplen. • EnCana no quiere indemnizar por los acuerdos incumplidos.

• 2004. Asociación Buenos Amigos. Los campesinos, en asamblea, “desisten de entrar en negociación con EnCana por no ser capaz de cumplir los compromisos adquiridos con la comunidad”, ante los reiterados incumplimientos de acuerdos anteriores, en los que se planteaban trabajos con determinadas medidas, respeto a dueños de fincas, cantidades de indemnización, cantidades de personas trabajando en la comunidad.

14) EnCana ha convertido a las comunidades en basureros:

• 2004. Julio. Importante derrame en El Parque Nacional Yasuní que afectó a comunidades Shuar, Kichwa y Huaorani, así como a los colonos de Rodrigo Borja. Los afectados denunciaron que seis meses antes otro derrame les afectó también.

• El Departamento de Medio Ambiente de la Municipalidad de Francisco de Orellana realizó un análisis del estero en la comunidad de Los Reyes y el resultado es que hay importante contaminación (El Comercio 23 feb, 2004).

• La sísmica para los pozos Hormiguero ocasionaron numerosos impactos, con pérdidas de animales y de fuentes de agua. Ángel Bonifaz, un dirigente notable de la Red de Líderes Comunitarios Ángel Shingre manifestaría: “Nuestro empeño de que las empresas y el gobierno atiendan nuestras denuncias es por dignidad, ellos creen que se pueden burlar siempre de los campesinos, sin embargo a nuestros hijos ya solo les podemos dejar esta dignidad y esta pelea”.

Las empresas y el Estado han cortado completamente la vía del diálogo. Así como ocurrió en el paro de agosto del 2005 donde la represión fue la respuesta del Estado y la mentira el discurso periodístico de la empresa, cada vez que las comunidades convocan al diálogo las empresas no asisten, o dicen que no hay seguridad, o se acompañan con el ejército armado hasta los dientes para tratar los temas que ellos consideran pertinentes, negando el hacer convenios o enviando gente sin potestad para tomar decisiones,... y cuando se firman acuerdos, la empresa, si no quiere, no cumple, porque nadie le fuerza.


Links relacionados

Estrategias de la empresa en Bloque 14 y 17

Instituciones Públicas en Bloque 14 y 17

Referencias

• Acción Ecológica. 1994. La operación de ELF Aquitaine en la Región Amazónica Ecuatoriana. Paulina Garzón. Noviembre.


• Red de Monitoreo y Acción Ecológica. 1996-2005. Informes de monitoreo ambiental. Sin Publicar.


• FDA (Frente de Defensa de la Amazonía). 1997. Carta al Ministro de Energía y Minas, Raúl Baca. 10 de nov.


Título: Atlas Amazónico del Ecuador: Agresiones y resistencias. Subtítulo: Inventario de impactos petroleros. Publicado por: Acción Ecológica, CONAIE.

Primera edición: enero 2006. En: http://www.accionecologica.org/petroleo/reporte-de-monitoreo/604-atlas-amazonico